Es muy probable que ya hayas escuchado hablar de la tecnología blockchain o tecnología de cadena de bloques. En los últimos años ha sido una de las que más ha crecido y sin duda una de las que más ha dado de que hablar.

El factor que le ha dado tanto auge a esta tecnología ha sido el papel que juega dentro del universo de las criptomonedas.

Sin embargo, a pesar de saber de su existencia quizá aún desconoces cómo funcionan las cadenas de bloques o incluso lo que son en concreto.

En este artículo voy a explicarte todo lo que necesitas saber acerca de la tecnología blockchain y 10 formas de usarla que demuestran que su potencial va más allá de las operaciones con monedas digitales.

Pero antes de entrar en ello, algo importante que debes saber es qué es la tecnología blockchain.

Una cadena de bloques es una especie de base de datos automatizada, que guarda todas operaciones que se realizan en ella sin que estas puedan ser modificadas, ya que cada transacción está conectada con la anterior (de esto depende la garantía de su seguridad).

Uno de los principales beneficios que tiene esta tecnología es el hecho de que las cadenas de bloques se pueden compartir de forma abierta entre miles de usuarios sin correr algún tipo de riesgo.

Esto permite que esta tecnología sea además de útil, descentralizada (ningún banco, gobierno, o empresa la controla).

Hay quien compara el funcionamiento de la tecnología blockchain con el de un libro de contabilidad electrónico, en el que los usuarios participan de forma abierta y segura, ya que cada operación queda directamente vinculada al usuario que la realizó.

Los datos que almacenan las cadenas de bloques usualmente son financieros, ya que como sabes el uso más común de esta tecnología se la dan las monedas digitales.

Sin embargo, las transacciones no son los únicos datos que se pueden almacenar, ya que usando esta tecnología podrías guardar cualquier dato o incluso documento que quieras mantener seguro e inalterable.

Debes saber que las proyecciones de la tecnología blockchain son muy prometedoras, no solo dentro del ámbito de las criptomonedas, sino dentro del internet en general.

Hay quien piensa que esta tecnología poco a poco está modificando el mundo virtual que hoy conocemos y que eventualmente iremos desplazando a todos los servidores digitales que almacenan nuestros datos privados para usar esta opción.

Ahora que ya sabes qué es blockchain, te voy a enseñar todo lo que necesitas saber sobre ella. ¡Sigue leyendo!

>> Click Aquí Para Descargar El Curso Gratuito Sobre Blockchain <<

¿Qué encontrarás en este artículo?

¿Qué puede hacer una cadena de bloques?

Una cadena de bloques tiene la capacidad de eliminar a los intermediarios y descentralizar toda una gestión. Algunas de las cosas que puede hacer es funcionar como un sistema de registros, y crear una identidad digital para sus usuarios.

La tecnología blockchain no es solo una de las que más ha dado de que hablar en los últimos años, también ha sido una de las tecnologías más estudiadas desde distintas perspectivas.

Anteriormente te mencioné que las cadenas de bloques conforman una tecnología bastante prometedora y muchas personas han estudiado su aplicabilidad en muchos aspectos, tanto de la vida cotidiana como de “naturaleza extraordinaria”.

Los creadores de monedas virtuales (en particular los creadores de Bitcoin) son los pioneros en experimentar lo que puede hacer una cadena de bloques y de qué manera puede alterar la forma en la que normalmente hacemos las cosas.

Sin embargo, desde su aplicación a las criptomonedas, muchos actores han estudiado el alcance de la tecnología blockchain y lo que podrían hacer con ella.

Todo este trabajo realizado para darle nuevos usos a las cadenas de bloques, es adicional a lo que ya hacen los desarrolladores que encuentran nuevas formas de usar las criptomonedas, o bien crean cadenas de bloques completamente nuevas.

Aunque es cierto que hay ciertas utilidades de las cadenas de bloques que aún no están claras, existen usos que ya están bien establecidos para esta tecnología y que enmarcan de una buena manera lo que se puede hacer con ella.

Lo primero que puedes hacer utilizando una cadena de bloques es establecer una identidad digital.

La identidad es uno de los elementos más importantes para la tecnología blockchain, ya que la privacidad es uno de los pilares de las cadenas de bloques.

El concepto de identidad digital puede llegar a ser bastante abstracto.

Pero para entenderlo mejor debes tomar en cuenta que la identidad está conformada por todos tus datos almacenados en la red, desde aspectos muy personales como tu edad, DNI y muchos otros.

La relación entre el establecimiento de la identidad digital y la tecnología blockchain es que las cadenas de bloques apuestan por un modelo de identidad digital descentralizado, que no dependa de ningún servidor para que tus datos estén seguros.

La identidad dentro de la tecnología blockchain se cumple mediante el uso de claves criptográficas.

La combinación de una clave pública y una privada, esto crea una fuerte referencia de identidad digital basada en la posesión de un espacio virtual.

La clave pública es la forma en que se identifica en la multitud (como una dirección de correo electrónico), es un código único que te diferencia.

Por su parte, una clave privada es la forma en que expresas tu consentimiento a las interacciones digitales (podría ser considerada como una especie de contraseña, pero el carácter de la clave privada es más importante ya que no tiene recuperación).

Otra de las acciones que puedes realizar con una cadena de bloques es establecer un sistema de registro.

Las cadenas de bloques representan por sí mismas una innovación en el registro de información, ya que no solo permiten el registro de datos estáticos, sino que también realizan el seguimiento y acumulación de transacciones.

En un registro con tecnología blockchain los datos pueden almacenarse de tres maneras:

  • Datos sin cifrar: Todos los participantes de las cadenas de bloques tienen acceso a ellos siempre y cuando estén en ella.
  • Datos encriptados: Únicamente pueden ser vistos por los participantes con una clave de descifrado. Esta clave suministra acceso a los datos en la cadena de bloques y es posible comprobar quien añadió los datos y cuando lo hizo.
  • Datos hash: Normalmente se presentar junto con la función que lo creó para demostrar que no fueron alterados.

Estos sistemas de registros compartidos podría cambiar la forma en que las diferentes organizaciones, empresas y demás, trabajan juntas.

Para una mayor seguridad las grandes empresas optan…

Source

Categorías: Blog

0 Comentarios

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Chatea con nosotros
1
¿Necesitas Ayuda?
Hola :D! ¿En que te puedo ayudar?
Powered by